En pleno 2020, todos creeríamos que el miedo a comprar en línea es una cosa del pasado. Después de todo, el uso de diversos filtros de seguridad, como los certificados SSL, los detectores de phishing o la verificación de reseñas hechas por clientes anteriores, parecen haberse vuelto un estándar. Sin embargo, el aura de seguridad que rodea a las compras en línea no es del todo real.

¿La ciberdelincuencia está al alza?

Un análisis realizado por Interpol reveló que, en los últimos años, la delincuencia online ha mantenido una tendencia al alza en todo el mundo. En 2019, las ganancias de dichos criminales rozaron los 3000 millones de dólares. ¿Qué explica este fenómeno? Parece ser que el origen de los fraudes y estafas en línea está en la falta de prevención.

Hemos bajado la guardia en el momento de comprar y los cibercriminales lo saben. En este sentido, conforme aumentan las medidas de seguridad de las tiendas en línea, el consumidor se vuelve más confiado y olvida las reglas de las compras en línea seguras, que se resumen aquí. Evita caer en lo anterior y mantente pendiente a la caza de alguno de los siguientes focos rojos en el momento de comprar en línea.

1. Uso de servidores bancarios propios o no reconocidos

Hoy en día, existen muchas pasarelas de pago seguras: PayPal, MercadoPago, Stripe o PayU, entre otras. Si la tienda online en la que deseas comprar usa una pasarela propia, es mejor que no continúes con la compra; tus datos bancarios y personales son demasiado valiosos como para introducirlos en una plataforma que no garantiza su fiabilidad. Esto es particularmente válido para aquellos comercios pequeños y no muy conocidos (si la tienda en la que harás tu compra es un gigante como Amazon, Asos o BestBuy, este foco rojo puede que no tenga mucho sentido).

2. Ofertas demasiado buenas para ser verdad

Este escenario es especialmente común cuando llevas mucho tiempo planeando una compra. Después de investigar y comparar precios en varios establecimientos, te encuentras con una oferta irresistible que reduce el precio original en más de un 30 %.

Si el artículo que deseas adquirir no suele tener variaciones importantes en su precio ni entra en rebajas de temporada, desconfía de la gran oferta. O se trata de una clásica estafa donde pagarás, pero nunca recibirás nada, o la calidad del producto está comprometida y esta es la razón del descuento.

3. Tiendas mal diseñadas o poco intuitivas

Cuando la tienda en línea de la empresa en la que planeas hacer tu compra no carga bien, los productos no están ordenados por categorías o el texto de ventas está lleno de incoherencias, sospecha. Los fraudes más obvios se dan en tiendas hechas sin ningún tipo de diseño responsive. Aunque existen muchas tiendas sencillas y seguras, es mejor quedarse con la duda y adquirir el producto en otro lado que arriesgar tu información personal o financiera.

¿Cómo evitar los fraudes y estafas?

Si tienes un artículo en la mira, pero dudas de la autenticidad del comercio, sigue las siguientes recomendaciones antes de tomar una decisión.

1. Verificar comentarios

Siempre busca las reseñas que otros compradores han dejado en el producto que planeas adquirir. Cuando la calidad o el servicio al cliente son malos, los comentarios negativos no faltarán. Si alguna de las reseñas llama tu atención, no dudes en hacerle preguntas al usuario que la dejó sobre su experiencia, ya que algunas tiendas en línea permiten esta interacción.

2. Hacer preguntas al comercio y estudiar las garantías

Como consumidor, estás en tu derecho de resolver todas las dudas que tengas antes de tomar una decisión de compra. Si hay algo que no te queda claro, pregunta. Tampoco olvides verificar qué garantías ofrece el comercio en caso de insatisfacción o defecto (pólizas de devolución, reembolsos totales o parciales, reenvío de mercancías dañadas, etc).

3. No acordar entregas personales con particulares

Una cosa es pasar a recoger un pedido a una tienda establecida, previo pago, y otra quedar con un individuo en un lugar público para finalizar la transacción. Esta modalidad de compra es todavía muy común, especialmente cuando la venta se realiza en tiendas tipo marketplace (como MercadoLibre o eBay). Como medida de prevención, antes de aceptar encontrarte con alguien, paga en línea. Nunca lleves dinero en efectivo ni hagas depósitos bancarios a cuentas de desconocidos, esto último solo promete malos ratos.

Agudizando nuestra intuición y sentido común

Como podrás ver, la prevención de estafas y fraudes en el momento de comprar en línea requiere, más que nada, de afinar nuestra intuición y sentido común. Evita dejarte llevar por las emociones que genera la compra; la gran mayoría de la ciberdelincuencia actual se da porque el comprador optó por pasar por alto los focos rojos que se encendieron durante el proceso de compra.

¡No te detengas aquí! Te puede interesar leer.

ID4me: accede tus datos con una única identidad
Herramientas de cifrado y seguridad digital
¡Aprende a verificar la seguridad de un sitio web!

noticias.ltda

Nos encantan las oportunidades que las tecnologías digitales nos ofrecen hoy en día. Entorno a los últimos eventos del mundo cibernético y los emocionantes desarrollos de la realidad moderna para los startups de Latinoamérica, nuestra intención es crear un espacio de noticias, análisis y recursos tanto para los que son y no profesionales en el sector.

No Comments Yet

Comments are closed

miempresa.ltda

NoticiasLtda

bannerfooter-ltda

X