¿Sitio web hackeado? Abrir un sitio y ver que no puede ser accesible es la pesadilla de todos los administradores de sitios web. Un sitio web pirateado puede tener serias consecuencias para una empresa. Un sitio web inseguro genera una pérdida de confianza por parte de los usuarios de ese sitio, lo que puede generar pérdidas de ingresos elevadas, especialmente cuando se trata de las tiendas en línea.

¿Tu sitio web ha sido hackeado?

Hay varias señales que te ayudan a saber si alguien ha hackeado tu página web. La primera señal podría provenir directamente de tu sitio indicando un acceso sospechoso o una violación del mismo. Podría ser directamente de un motor de búsqueda informándote de un posible código malicioso o malware presente en tu página de inicio. Debe aclararse que Google solo advierte a los webmasters que hayan verificado su presencia en Internet a través de la Consola de búsqueda. El código malicioso también puede conducir a la redirección de sitios web de origen dudoso. Un sospechoso principal se puede verificar echando un vistazo al backend: ¿están presentes usuarios no autorizados?,¿han cambiado los derechos de usuario o archivo? Un control de backend regular te permitirá vigilar que todo vaya bien. Desafortunadamente, un código malicioso en tu sitio web también afecta a tus usuarios. Sin embargo, las señales que reciben son diferentes. Por ejemplo, estos incluyen una advertencia en Google que señala un sitio web potencialmente comprometido. Otra señal que indica al usuario que el sitio ha sido manipulado es cuando en los resultados de búsqueda se presentan anuncios a páginas cuestionables o redirecciones. Un buen antivirus debería proteger a los usuarios de sitios pirateados.

¿Cuáles son las consecuencias de un sitio hackeado?

Las consecuencias de los ataques de los hackers son muchas y dependen mucho del tipo de ataque. Por ejemplo, pueden instalar malware o phising/spamvertised contenido. Los piratas informáticos pueden usar sitios web para enviar spam o pueden usarlo como punto de partida para los ataques. Las consecuencias de un sitio web inaccesible o infectado con malware pueden ser bastante graves para el propietario del sitio, pero también para el visitante. Para el propietario hablamos de daños a la imagen y/o pérdida de facturación. La inaccesibilidad de una página afecta la confianza del usuario. En particular, con respecto a compartir información personal requerida para realizar cualquier transacción. La falta de confiabilidad de un sitio desalienta a los clientes potenciales. Tener un sitio fuera de línea incluso por “solo” 10 minutos puede llevar a pérdidas masivas. Los clientes que deseen comprar en ese momento irán a otro proveedor y, en el peor de los casos, no volverán. La situación empeora cuando el usuario descarga malware de forma involuntaria en su computadora después de visitar un sitio pirateado.

¿Qué hacer si tu sitio web ha sido hackeado?

Has podido verificar que tu sitio ha sido hackeado por desgracia. En este punto, no es necesario que actúes de inmediato para evitar que el aumento del problema se vuelva más grave de lo que es.Sitio web hackeado infografia

  • La primera acción a tomar es poner el sitio pirateado fuera de línea o establecer una redirección a otra página. Esto evitará que los hackers hagan más daño.
  • Las contraseñas del sitio web deben ser cambiadas inmediatamente. Estas incluyen, por ejemplo, contraseñas de acceso a FTP, pero también contraseñas para cuentas de usuario de sistemas de administración de contenido. Las contraseñas más seguras por lo general incluyen una combinación de símbolos, números y letras (mayúsculas y minúsculas). Aquí te dejamos una herramienta que ayudará a crear contraseñas seguras.
  • Debido a que los ataques de hackers a menudo son grandes, hay una alta probabilidad de que otros sitios web también se vean afectados. En este caso, es recomendable ponerse en contacto con el proveedor de alojamiento, que puede que ya tenga información disponible o, en el mejor de los casos, que ya tenga una solución.
  • Es importante a este punto averiguar dónde ocurrió el ataque y cuál es la causa. La respuesta a esta pregunta se puede encontrar en los archivos de registro y en el historial de procesamiento de datos. Desafortunadamente, en la mayoría de los casos no es posible identificar al agresor o la causa.
  • Una vez que el ataque ha sido verificado, es necesario aceptar la extensión del daño causado. Google, por ejemplo, puede ayudar ya que el dominio se mantiene bajo un escrutinio constante. Otras opciones de control incluyen la Consola de búsqueda de Google, los detectores de virus y un vistazo a los registros del servidor y al archivo .htaccess o índice.
  • Una vez que el daño ha sido identificado, el siguiente paso siempre debe ser eliminar el código malicioso. Una copia de seguridad reciente puede ser útil en estas situaciones. Si están disponibles, los códigos se pueden comparar para eliminar cualquier error manualmente. Si la inserción es demasiado tediosa, simplemente puedes importar la copia de seguridad completa.
  • Finalmente, es necesario informar la eliminación exitosa del código malicioso a Google para que la alerta en los resultados de búsqueda se pueda eliminar lo antes posible. El sitio podría volver a la normalidad en el motor de búsqueda después de unos días hasta unas pocas semanas, dependiendo del tipo y tamaño del ataque.

¿Qué medidas tomar para evitar ser víctimas de ataques de hackers?

Un ataque de hacker generalmente afecta a un administrador de sitio web no preparado. La conciencia sobre la falta de ciertas medidas de protección, a menudo se aprende demasiado tarde. Hay algunas medidas que se deben tomar para aumentar la seguridad de tu sitio web. El primer requisito es tener datos de acceso seguro. Tanto la contraseña como el nombre de usuario deben elegirse de modo que no sean fáciles de descifrar. Para la seguridad de la contraseña, es recomendable cifrar el backend de CMS con HTTPS, de lo contrario, la información se enviará a la web en texto no cifrado. Además, se debe usar el SFTP en lugar de FTP para transferir todos los datos de acceso no cifrados. Como siempre, las actualizaciones recomendadas también deben realizarse regularmente en el sistema CMS. Las actualizaciones se utilizan a menudo para llenar los vacíos de seguridad existentes. Esto también incluye las plantillas y extensiones del sistema. Un consejo a seguir es que solo instale los complementos que realmente necesita. Las vulnerabilidades potenciales de seguridad son mayores a medida que aumenta el código. Incluso los modelos y extensiones que ya no son necesarios deben desinstalarse. Además, es importante tener un plan de emergencia disponible con una persona de contacto. Saber que tu sitio ha sido hackeado es un problema real. Recuerda, un sitio pirateado puede tener graves consecuencias tanto para el operador del sitio como para el usuario. Con el enfoque correcto, el sitio web generalmente puede ser restaurado. La planeación temprana demuestra ser la solución más segura para minimizar los riesgos de un ataque.

¡No te detengas aquí! Te puede interesar leer:
Google Chrome 70 proporciona aún más seguridad en la red
Typosquatting: los riesgos de dominios similares
La seguridad cibernética aplicada a tu Startup
Los hackers aprovechan las fallas de la raza humana

Milena Rabenstein

EDITORA EN LÍNEA CON UN FUERTE INTERÉS POR IDEAS INNOVADORAS. MI OBJETIVO ES INFORMAR A LOS LECTORES SOBRE LAS ÚLTIMAS TENDENCIAS Y NOTICIAS DEL CAMPO DIGITAL; CREANDO CONCIENCIA ACERCA DE LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE VALOR PARA LAS EMPRESAS.

miempresa.ltda

NoticiasLtda

bannerfooter-ltda

X